“No tiene sentido que la vida de los niños sea principalmente digital, que estén conectados a la tecnología las 24 horas, y que al llegar a clase tengan que tomar apuntes a mano”.

Esta es una de las conclusiones que podemos escuchar en la entrevista que realizó Jose María Carrasco, en el programa Preferències, de Radio 4, a James Dress, director comercial de Snappet: que los niños deberían tener herramientas educativas digitales en clase, igual que tienen un entorno diario principalmente digital.

Snappet es un proyecto de educación digital que nació de la necesidad que vio un padre: su hija avanzaba de manera sorprendente en matemáticas, sin embargo no sabía leer la hora. Este es un ejemplo de los progresos irregulares que se dan desde las aulas de primaria. Estas desigualdades se agravan a medida que los estudiantes superan cursos (sin tener claros los conceptos básicos de cursos anteriores) y hay temarios que un individuo nunca llegará a comprender por no poder seguir el ritmo que impone el profesor en clase.

La asignatura de matemáticas es el ejemplo claro de la necesidad de implantar el aprendizaje personalizado: si la base de un alumno no es sólida y no aprende a sumar y restar, difícilmente resolverá ejercicios más complejos. En este punto es cuando los alumnos se desmotivan y empieza a notarse el “fracaso escolar” (aunque en realidad el fracaso es desatender las necesidades particulares de cada alumno). Así, la digitalización de la educación es una solución muy efectiva: los profesores tienen más información sobre el progreso de cada alumno y conocen cuáles son los temarios a reforzar en cada asignatura.

En resumen, las tecnologías deben aplicarse con un objetivo, deben tener una razón de ser. Se trata de utilizar herramientas en las aulas que realmente respeten el contenido escolar y que ayuden eficazmente a los profesores, así como a los alumnos. En este sentido, el sistema o método educativo debe fomentar el interés y pasión del alumno, y para ello, deben recrear en cierto modo el estilo de vida del individuo que la utilizará.